AlejandroEl Encuentro

Conocí por primera vez a Alejandro Santiago en mi galería en 1989. El tenía 25 años, tímido y de voz suave.

En ese momento él me mostró una serie de pequeños grabados de muy alta calidad. Cuando le pregunté el precio, me dijo que quería veinticinco dólares por cada uno. Yo le dije que eran muy buenos, pero que no resultaba una propuesta de negocios atractiva para mí.

De inmediato metió la mano en el bolsillo y sacó una decena de fotografías de sus pinturas al óleo. Sin dudarlo le dije que me interesaba comprarle todas, a lo que respondió que ya estaban vendidas.

A partir de ese momento en adelante, Alejandro y yo formamos una asociación maravillosa y una amistad que durara por diecisiete años, reuniendonos regularmente en San Francisco, Oaxaca y París.

Con los años, la Bond Latin Gallery adquirió más de 400 obras de Alejandro Santiago.Le organizamos numerosas exposiciones y fuimos los primeros en patrocinar y apoyar su gran proyecto "2501 Migrantes". Fue con gran tristeza que desde principios de 2008 notamos una dramática disminución en la calidad excepcional que una vez caracterizo las obras de Alejandro. La magia se había ido. Los efectos de la diabetes sobre la vista y el alcohol parecen haber tenido un efecto dramático sobre el artista y su obra.

Los Primeros Trabajos (1991-2007)

Dondequiera que Alejandro vivió , absorbía el entorno y sabía plasmarlo con facilidad, frescura y claridad sobre el lienzo, papel o papel amate. Elegía cuidadosamente el medio que mejor le ayudara a expresar su visión. La Imaginería Chamánica; vista en sus primeros trabajos sobre papel amate realizados con pigmento de cochinilla y encausto, o los sofisticados óleos de su época en París donde ya mostraba su completa comprensión tanto de la modernidad como de lo primitivo en la pintura.

Muchas personas que nos conocían a los dos estaban confundidos de que Alejandro y yo podíamos pasar tantos días e incluso semanas juntos, ya que yo no sabía hablar Español y Alejandro no hablaba Inglés. Reconociendo las limitaciones de cada uno, fuimos creando nuestro propio vocabulario el cual era muy limitado. Cada vez que llegábamos a un punto muerto Alejandro simplemente decía "Mas mezcal" y que con este se aclararía o resolvería cualquier malentendido. Yo no sabía que al final iba a ser el mescal lo que terminaría por destruir nuestra relación y llevar a Alejandro a una trágica y prematura muerte.

A través de los años muchas personas que veían la obra de Alejandro en mi galería comentaban sobre su significado y daban sus opiniones con respecto a las influencias que palpaban en su pintura. La más conmovedora de estas observaciones proviene de un monje budista que conocí hace algunos años que estaba enamorado de las primeras obras de Alejandro.

Comentó que Alejandro tuvo dos influencias principales: El guerrero masculino y la curandera espiritual femenina. Identifique inmediatamente al padre de Alejandro como la influencia guerrero masculino , sobre el cual me había platicado que era un maestro y líder en su comunidad y que en el pasado había luchado valientemente contra el gobierno por los derechos de los pueblos indígenas de Oaxaca. Sin embargo, no pude identificar de inmediato a la curandera espiritual femenina como la madre de Alejandro que aunque fue mujer maravillosa, no fue la única. Entonces me acordé de sus primeras pinturas sobre papel amate que fueron predominantemente influenciadas por el tiempo que Alejandro pasó con su abuela la cual era curandera del pueblo y , obviamente, la otra gran influencia sobre la que aquel monje budista me había comentado. Estas dos influencias tenían ya un sentido obvio para mí, pues siempre había observado en su obra tanto una serenidad etérea , así como una violenta energía creativa.

Irónicamente, el padre y la abuela de Alejandro no sólo fueron influyentes en su vida, sino también su muerte.

El padre de Alejandro pasó los últimos quince años de su vida; al cual conocí, en una silla de ruedas, ciego y sin piernas debido a la diabetes que padecía. Una vez Alejandro me dijo riendo que su abuelo había sido un alcohólico que cuando estaba borracho le disparaba a pavos con su escopeta. Para el año 2008 la vista y la salud en general comenzaron a sufrir los efectos no sólo por la diabetes, pero por el mezcal también.

Para obtener más información sobre la vida temprana de Alejandro Santiago es preciso ver el documental de Boris Penth : "PISANDO EN EL CIELO: PINTORES DE OAXACA".

El Nacimiento de 2501 Migrantes

En el año 2000 visité el taller de Alejandro y fue como tantas veces anteriores, siempre sorprendido y aturdido por sus trabajos mas recientes. En el patio de su estudio había siete figuras de barro. Eran impresionantes , como aborígenes modelados por un hechicero contemporáneo. Estas fueron las obras incipientes que algunos años más tarde se convirtieron en el proyecto "2501 Migrantes".

El proyecto "2501 Migrantes", aunque siempre mantuvo el concepto original del artista; sufrió, al igual que todas las obras de creación y las ideas, un ligero cambió en el proceso de creación. Las cifras hablan de ida y exigieron su propio mensaje y la dirección.

Es obvio que las esculturas de 2501 se inspiraron visualmente las primeros siete obras del año 2000. El número 2501 se generó originalmente por la experiencia de Alejandro como un extranjero ilegal cruzar la frontera hacia los EE.UU. Esto lo hizo para experimentar personalmente el peligroso viaje de el inmigrante ilegal.

Durante este viaje, Alejandro fue dolorosamente conmovido por el número de cruces en la frontera que marca la muerte de inmigrantes que continuamente perdían su vida en el intento de cruzar. El número oficial de muertos en ese momento era de aproximadamente 2.500. Alejandro añadió el "1", diciendo: "Siempre va a ver uno más". El plan original de los "2501 Migrantes" era que se convirtiese en un símbolo de todo inmigrante perdido para siempre en la frontera entre México y los EE.UU.

¿Qué Camino Se Debe Enfrentar : NORTE O SUR?

Más tarde, cuando los migrantes de arcilla encontraron su voz , Alejandro se dio cuenta de que el proyecto estaba a punto de destruir el alma viajera del migrante, pero el efecto devastador en las comunidades como a los suya que habían permanecido intactas y vibrantes durante cientos de años. Alejandro fue testigo de la desintegración, no sólo de su pueblo, sino de muchos otros pueblos de Oaxaca al convertirse en pueblos fantasmas que por sus habitantes que se iban a el norte dejando para siempre sus hogares ancestrales.

Fue en este punto que Alejandro cambió el mensaje ligeramente, transformando así su proyecto en algo más conmovedor y personal. El número 2501 se convirtió en las almas perdidas de su aldea que habían desaparecido en su mayor parte debido a el Tratado de Libre Comercio (TLC) , que permitió la entrada de el maíz subsidiado de EE.UU. en el valle de Oaxaca, y con esto la destrucción de la economía agrícola local.

En el año 2003 la periodista Patricia Van Ryker, vio las primeras esculturas de el año 2000 en mi galería. Patricia y su compañero; Ron Colby, entendieron el significado de inmediato y decidieron viajar a Oaxaca en el 2004 donde comenzaron su relación de cinco años con Alejandro y la creación de el documental para el proyecto oficial "Twenty Five Hundred & One" (www.twentyfivehundredandone.com). Este es sin duda el documento visual más importante y relevante de este proyecto que es tan significativo para tanta gente. No sólo para los inmigrantes Mexicanos que llegaron a través de la frontera, sino a todos los inmigrantes que comparten la experiencia de ser inmigrante. Es interesante notar que mientras vivía en París en los años noventa, Alejandro creó una serie de pinturas de cochinilla en base a los migrantes que escapaban de la brutalidad en la antigua Yugoslavia.

Yo solía ​​llamar cariñosamente a Alejandro "El Diablo". Sin embargo, creo que el título de una película de Ken Russell es el que mejor retrata a Alejandro Santiago, con el titulo de "Savage Messiah".

"Adiós mi Amigo Alejandro "


El trabajo de Alejandro Santiago se presentará en el Crocker Art Museum de Sacramento, California. En la Exposición: "Arte Mexicano". 12 de octubre a través de 01 de febrero 2015.